Documento sin título
 

Lima - lunes, 20 de octubre del 2014

Vamos a Santa Clara

 
 

Al final de la autopista Ramiro Priale, a escasos 25 minutos de Lima, llegamos a la altura del kilómetro ocho y medio de la carretera Central. Unos metros más allá un letrero nos señala el camino hacia Santa Clara, destino que se nos presenta como el perfecto pretexto para disfrutar de sol, buena comida y gratos momentos de contacto con la naturaleza, gracias al abanico de posibilidades que nos brinda un selecto grupo de establecimientos que ponen en practica los principios de la tradicional hospitalidad suiza y las irresistibles bondades de nuestra gastronomía.

Durante este fin de semana largo le recomendamos que se anime a recorrer la vía que nos conecta a este oasis en pleno corazón de Ate, ya sea para disfrutar de las bondades del Hotel El Pueblo o para deleitarse con los famosos pollos a la leña de La Granja Azul o El Pillo, donde además podrá aplacar la sed con los brebajes ahí concebidos.

El Hotel El Pueblo

Construido con las características de un típico pueblo de nuestra serranía el Resort & Centro de Convenciones El Pueblo Las Americas ofrece, además de amplias extensiones llenas de verdor, cómodas habitaciones, bungalows y remozadas instalaciones, que ahora lucen colores vivos y mayores zonas de esparcimiento desde que pasara a ser propiedad de la cadena de hoteles Las Américas, según nos comenta Guy Mazulis, gerente de este emblemático hotel de Santa Clara.

Antes de llegar a la Plaza de Armas del Hotel El Pueblo encontramos la tradicional piscina, en cuyo extremo se ubica el "Bar Mohena", el que nos permite disfrutar de nuestro coctail favorito sin salir del agua. Sin embargo en la parte alta del hotel hay otra piscina que es la preferida de grandes y chicos, debido a sus dos toboganes. Toda una sensación en caída libre.

Los restaurantes Pilitricas, El Molino de Santa Clara y Polvos Azules ofrecen una amplia variedad de nuestra gastronomía, además de la tradicional pachamanca, sancochado, chanchito a lo spiedo, y pollos a la brasa, que son preparados bajo la supervisión del reconocido chef Nelson Fick Yrus y su equipo de profesionales con años de experiencia, ofreciéndonos bien elaboradas delicias gastronómicas con ingredientes típicos de nuestra tradicional cocina peruana. "La gente viene al Pueblo porque disfruta de nuestros seviches, sancochados, pachamancas y chanchito a lo spiedo y es nuestra labor mantener nuestros estándares", señala.

Otro de los atractivos de este hotel lo constituye su rincón del Pisco, así como su carrito pisquero que nos ofrece las más selectas marcas de nuestro aguardiente de uva que uno puede disfrutar puro o a través de un refrescante pisco sour.

Para los niños El Pueblo Las Americas cuenta con un mini zoológico donde los niños pueden interactuar con la familia de avestruces, conejos, monos, caballos, tortugas, aves y la simpática, amigable y maternal cabra "Estrellita".

EL PILLO

Es uno de los lugares más visitados desde que el conocido Jimmy Schuler decidiera convertir su casa en Santa Clara en un completo centro de entretenimiento, y no solo porque sus pollos a la leña se han convertido en uno de los más solicitados, sino porque cada uno de los ambientes de El Pillo han sido concebidos para el deleite total.

Para llegar a El Pillo debemos seguir el camino que tradicionalmente se emplea para llegar al hotel El Pueblo, de ahí tomar una estrecha y serpenteante vía de doble sentido, que pasa por el cementerio de Santa Clara. Rústicos letreros, flechas y pequeñas palmeras señalan el tramo final a esta especie de oasis, colindante con la casa de la familia de Carmen Burga (aquella del lío de las firmas).

El característico olor a leña de algarrobo y la carcajeante risa del anfitrión que extiende su mano para dar la bienvenida a los comensales diciéndoles "Bienvenidos, soy El Pillo" nos introducen a la morada que comparte con la ex Miss Perú Jacqueline Brahm, su inspiración y motivación que lo impulsa a trabajar incansablemente, cui­dando cada detalle en la prepara­ción de sus pollos, así como de sus celebradas ocurrencias.

Juegos acuáticos, cuatrimotos, escalada en la roca, y hasta una canchita de football están ahí para que grandes y chicos disfru­ten antes de iniciar el anhelado encuentro gastronómico con la especialidad de la casa, que llega a las mesas en fuentes giratorias que constantemente son repues­tas para que los tiernos y jugosos baby chicken con papas fritas a discreción, lechugas, tomates y mayonesa puedan disfrutarse hasta la saciedad.

Una original piscina de arena blanca, Karaoke y otros originales atractivos lo esperan para disfru­tar del sol de Santa clara.

Pero es El Pillo Tren el que goza de mayor demanda entre grandes y chicos, quienes disfru­tan de un recorrido de 200 metros, túnel y puente incluidos.

Si uno desea puede solicitar parilla termino medio, tres cuar­tos o bien cocida junto a la mor­cilla y el chorizo, que es acom­pañado de papas fritas, lechuga y tomate. Del surtido y amplio bar de El Pillo, emanan los bre­bajes concebidos por el ahora abstemio Jimmy Schuller, como El Pillo, el criminal, la pillita pre­suntuosa, la culebra, la despistada y la Chuchumeca, que además vienen con los tradicionales anti­cuchos de corazón de res y de hígado de pollo.

Imposible dejar de solicitar el tradicional Creppes Suzette , a base de mantequilla francesa, y Grand Mariner , preparado en su cocina rodante.

LA GRANJA AZUL

Hace 55 años nació este res­taurante y junto a él nuestro peruanísimo pollo a la brasa y para corroborarlo su anfitrión el piscologo Johny Schuler, mues­tra el horno que Franz Ulrich cons­truyera a solicitud de su padre don Roger Schuler. En sus comedores, sus famo­sos pollos a la brasa se suceden a medida que los comensales los solicitan y vaya si lo hacen, pues familias enteras recalan aquí desde el mediodía, rememorando las visitas que hacían cuando niños y que ahora repiten con sus vástagos.

Como es tradicional sus botes a pedales, paseos a caballo y animadoras infantiles hacen participar a los asistentes, muchos de los cuales tras generaciones han arribado al restaurante que creara junto al hotel El Pue­blo don Roger Schuler, pionero del turismo en el Perú, y patriarca del clan Schuler.

El barman de La Granja Azul reco­mienda además de nuestro peruanísimo Pisco Sour, una amplia lista de colori­dos tragos para aplacar la sed y relajarse. Por ello, le sugerimos dejarse llevar por los encantos de la "Zamba Canuta" que, debe ser tomada con mucha precaución, eso sí, si es que ha comido suficientes pollos como tener mayor aguante y poder salir por el costado del campanario de La Granja.

 

Editorial de la Revista 5to Poder Gean Con Jean ©eerg
 
Nos Escriben ©eerg

Documento sin título

 

Inicio | Conócenos| Contáctanos | Publicidad | Sugerencias

© 2006 - 5to Poder - Todos los derechos reservados
Empresa Editora Commercial And Production S.A.C.


Warning: Unknown: Your script possibly relies on a session side-effect which existed until PHP 4.2.3. Please be advised that the session extension does not consider global variables as a source of data, unless register_globals is enabled. You can disable this functionality and this warning by setting session.bug_compat_42 or session.bug_compat_warn to off, respectively in Unknown on line 0